viernes, 29 de enero de 2016

Hay días en los que uno se inspira en alguien, en una foto, en una canción, yo intento llegar aún más allá, inspirarme en olores, colores, ruidos, y formas. Suelo sentarme a ver fotos y recordar, pero eso es quedarme en el pasado, es abrir el cajón, y sacar gente que guardé o descarté por diferentes razones de la vida, suelo sentarme a escuchar canciones que me dedicaron amigos, o personas que luego se fueron, como cada estación del año, para que luego llegue otra, con nuevos sueños para mí. Los sueños no se rompen, sino que nos quedan chicos, se nos olvidan, o se caen, por así decirlo, porque viene algo nuevo, llega algo encandilante ante nuestra mirada. Hay que vivir cada momento de estos, tantos como el pasado, el presente, y lo que en cierto momento va a llegar, con todas las ganas de disfrutarlo, hay que vivirlo viviendo, en el sentido cuadrado de la palabra, hay que atravezar los obstáculos bailando, hay que tapar las quejas riendo, y hay que reirse hasta olvidar la razón por la cual comenzamos. Extraño el cabelo rosado, extraño el cabello violeta, pero algo en mí va a volver, van a volver esas locuras que solían agarrarme hace tiempo atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Letras, palabras, oraciones, párrafos que duelen.
Momentos, recuerdos, frases, sentimientos...
escribimos, leemos, pensamos,
todo es hermoso.