domingo, 20 de noviembre de 2011

Ya no estamos solos los dos.

Te amo, y vos me tenés en y para todas. Me importa poco y nada lo que la gente piense de vos, de mi, de nuestras boludeces, me importa tres pitos si a alguien le molesta cuanto te quiero, y de que forma te lo demuestro, y me importa muchisimo perder contacto, verte poco, y hablar cada vez menos con vos, me da bronca el vivir colgada de una rama y ver que te pasan miles de cosas, que haces miles de cosas, y pasar tan poco tiempo con vos, hablar tan poco con vos. Lo unico que quiero que sepas, es que sos, después de mi vieja, la persona que más estimo, a una de las personas que más amo. ¿Por qué? Simple, porque siempre que te nesecite estubiste ahí, porque cuando me hundí en el pozo de la miseria y depresión, te conocí, me diste la mano, y juntos, salimos de las boludeces que nos estaban haciendo mierda, porque siempre que podemos, tratamos de ayudarnos. Por más que te vea por una o dos horas, o tres como mucho, cada dos o tres meses, vos sos mi mejor amigo, vos sos el panki hermoso, fisura, borracho y volado que conocí hace dos años, y le dí el primer abrazo hace a penas uno, la gente que entra en tu vida de forma inesperada, 5 MINUTOS ANTES DE TODO, es la gente que mejor predisposición tiene en tu vida, porque no planifica nada, porque es espontánea con lo que dice y hace, porque te conocí de casualidad, nos ayudamos de casualidad, y terminamos siendo muy buenos amigos, me siento una vieja chota poronga escribiendo esto. Pero nesecito, y nesecitaba decirlo, y como no puedo...te lo escribo. Te amo Adonai. Mejor amigo, hermano, vos vas a ser partícipe de mi vida, mi futuro, vas a seguir siendo mi amigo, y todo lo que te dije, siemplemente, porque te amo, te quiero, y sos súper importante para mí, en todo sentido.