jueves, 22 de septiembre de 2011

Hay si pudiera...

No me viste antes, menos me vas a ver ahora, que soy solo un ente circulando por la calle, un alma "perdida", en busca del camino, pero tomando atajos por las vias del Roca, pensando en el próximo tren que va a venir, saliendo por ahí donde no conozco, donde no estas, y donde nunca estube. No me ves vos, no me ve nadie, soy solo un reflejo, una sombra, de algo que pudo haber sido, pero que no es ni será, seguramente podrías pasar junto a mí, y darte vuelta a ver a la luz que titiló detrás tuyo, o al gato que maulló, escapando del doverman de la esquina.
Mis topper están gastadas, no me sirven para caminar cuando llueve, tienen las suelas agujereadas, peor que los agujeros del pantalón, los cuales ya ni me importan, mi cabeza no funciona, se quemó mi última neurona, aunque pensar me importa bastante hoy en día, no en esperanza existencial, la cual ya no existe, sino en conformismo propio, en el orgullo de decir que cuando quise, no fuí una mas del monton. Aunque hoy en día, perdí todo, pero absolutamente todo, mi voluntad desapareció, dejandome como una más del montón, invisible a tus ojos, a los de todos, siendo una entre miles, la piedrita de la masa popular en busca tuya, no me ves, ni tampoco me vas a ver, soy invisible para todos, por lo tanto, insignificante. Lo soy, tengo la certeza de que sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Letras, palabras, oraciones, párrafos que duelen.
Momentos, recuerdos, frases, sentimientos...
escribimos, leemos, pensamos,
todo es hermoso.