domingo, 20 de febrero de 2011

Podrida y retorcida.

Me hacés tan mal...y lo disfrutás tanto, que cuesta creerlo. Lo sabés, sabés que realmente me hacés mal, pero en vez de parar, o disculparte, que siquiera eso pido...solo, pido un momento para reponerme, para estar mejor, pero en vez de eso...vos seguís, lo hacés mas fuerte y continuo, saboreás mi dolor, lo disfrutás, y no solo eso, sino que me lo echás en cara y me lo demostrás...Es horrible ver esa emoción en tus ojos al basurear a alguien de forma abominable...despreciable. Es totalmente repulsivo ver lo tan "bueno" que te sentís al degradar de semejante manera a alguien...herirlo, destruirlo, hasta verlo sumido en llantos. Pero, a quién le va a importar...es solo una persona más, que más da si se siente bien, si se siente mal, si está feliz, si planea algo macabro, si rie, si llora, en fin, a quién le importa? Los intereses retorcidos de cualquiera pudren al entorno en el que este está, uno llega esperando recibir algo bueno, y dar algo bueno, realmente bueno a decir verdad...y se va, se va porque lo echaron, se va porque está podrido, y con moscas al rededor, porque larga un hedor que pudre al resto con solo acercarsele, porque nuestro humor es nuestro asqueroso hedor, con el cual malhumoramos al resto.
La verdad? No, no estoy bien, estoy podrida, estoy podrida y retorcida.
Soy un envase...soy un cuerpo que camina, que vive, que sufre por las más minimas cosas...estoy vacia, quiero volver a escribir, quiero volver a tener ganas de hacer algo, quiero que nazca de mí, ponerle buena onda a las cosas, aceptar lo bueno y mejorar lo malo, quiero poder decir; Esto me afectó, pero no lo hará más, porque soy una persona, con pocos derechos, debido a mi corta edad y a ciertas dificultades con las que me encuentro hoy en dia, pero sin embargo lo soy...o intento serlo, porque extraño ese sentimiento de querer, poder, y sentirme bien, que hoy en día no está, que hoy no existe, porque se disolvió con la amargura aportada por los ajenos, se esfumó con el aire inmundo que largamos a exalar nuestras blasfemias, que fué destruido por la maldad ajena...y autosuprimido por el malestar propio.
De por sí ya se que estoy sola, me siento sola, pero que vengas vos a sacarme en cara que cuando nesecito algo, no tengo a nadie, no tengo nada, porque no soy nada, no sirvo para nada, y estoy completamente de más, ocupando un lugar, mereciendo nada, lo peor, la inexistencia, juzgás mis actos, lo que hago y lo que no, si tengo alguien que se interesa por mí, vos te encargás de buscarle los más jodidos detalles, y no permitirme entablar relación alguna con alguien si es algo que quiero, me cortás todo medio posible de relación con el resto...pero en cambio, si ese alguien no existe, es porque simplemente no lo valgo, y todos me dan la espalda, porque son vivos, porque no merezco atención alguna, porque no merezco nada, porque me merezco estar sola, que de hecho lo estoy, no me merezco haberme acostumbrado, me merezco algo peor, me merezco lo peor, realmente me merezco toda esta mierda que me esta pasando y la que soy, segun vos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Letras, palabras, oraciones, párrafos que duelen.
Momentos, recuerdos, frases, sentimientos...
escribimos, leemos, pensamos,
todo es hermoso.