sábado, 12 de febrero de 2011

Hagamos un licuado de dolor y desesperacion y terminemos tirandolo por la borda.
Podriremos al resto con nuestra amargura.
Dejemos de pensar en el resto, y pensemos en nosotras mismas, creo que nos lo merecemos si se pudren, pues que se pudran rapido, quiza asi dejaran de hacer comentarios inconclusos sobre nuestras existencias.
Quizá así comprendieran en carne y hueso lo que sentimos, quizá así recapacitarian, y comprenderian que no somos así porque queremos, sino porque nos impulsan a hacerlo..porque nos malforman y deforman con sus malditos comentarios y criticas de mentira.
Creen que son antojos, que lloramos, sufrimos, nos cortamos, o nos desgarramos el alma porque queremos, porque queremos llamar la atencion, basta ya de este mundo lleno de hipocresia, seamos felices siendo como somos, y quien no acepte nuestra historia, pues le cosemos los ojos a la lengua, asi solo lograran ver su propio interior.
MALDITOS JUICIOS Y PREJUICIOS, porqe nadie entiende, nadie qiere comprender, se conforman con falsedad con tal de safar algun momento, buscan la perfeccion a costillas ajenas, porque su bienestar es nuestra depresion, su orgullo, nuestra verguenza, su felicidad, nuestro dolor, su demencia, nuestra incoherencia, su desvario, nuestra realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Letras, palabras, oraciones, párrafos que duelen.
Momentos, recuerdos, frases, sentimientos...
escribimos, leemos, pensamos,
todo es hermoso.